¿Para qué sirve el té verde sencha japonés?

El té es uno de los mejores productos de origen vegetal para tomar en infusión. Su alto contenido en antioxidantes y su característico sabor lo convierten en un poderoso aliado para mantener el cuerpo en un estado óptimo, combatiendo la proliferación de los radicales libres.

De entre todos los tés que existen en el mercado, el que proporciona mayor cantidad de ventajas es el té verde japonés, que cuenta con compuestos altamente beneficiosos para el cuerpo. En general, el té verde es el más recomendado por las autoridades sanitarias y los nutricionistas, que contiene un potente agente depurador capaz de retirar del organismo gran cantidad de residuos acumulados.

El té verde japonés es uno de los más famosos en territorio nipón, y la fiebre por traer los productos que hacen de Japón un país tan peculiar y carismático ha propiciado que el té japonés de esta clase esté ampliamente extendido en Occidente. A este té se le conoce como té verde Sencha, o té Sencha a secas, uno de los más consumidos de Japón.

¿Qué es el té Sencha y de dónde procede?

Por norma general, los tés se secan al calor, ya sea al sol o mediante el uso de hornos. Sin embargo, el té verde japonés de este tipo no se elabora a través del secado, sino de la evaporación con agua, lo que le permite conservar mayor cantidad de antioxidantes.

Mediante este proceso, las hojas se enrollan, adquiriendo forma natural de agujas de un color verde intenso muy característico. Después, sí son secadas como cualquier otro tipo de té y se puede utilizar para preparar infusiones de té Sencha.

Durante la elaboración, las hojas de este té verde se abren conforme se diluyen en agua, liberando en ella todo su sabor y sus propiedades. Esta infusión tiene un enorme valor nutricional por la gran cantidad de antioxidantes que contiene.

Además, su sabor tan característico cuenta con un potente toque herbáceo, y es muy consumido incluso en verano gracias a sus potentes notas de sabor.

El té japonés de esta variedad procede casi todo de Japón. De hecho, se estima que más del 80% del té Sacha se produce en el país nipón, sobre todo en las regiones de Shizuoka y Kagoshima. Los campos de estas regiones son propicios para el cultivo de esta variedad al estar totalmente expuestos al sol. Esta variedad necesita luz solar directa para crecer rápido y generar un alto contenido de taninos y de vitamina C, dos de las más famosas propiedades de este té japonés.

La primera recogida del té Sencha se produce en el mes de mayo, cuando se obtienen las primeras hojas. Estas son consideradas las más finas en cuanto a sabor, calidad y frescura. El resto se mantiene a la espera de que alcancen su punto óptimo de cultivo y recolecta.

Tanto en Japón como en el resto del mundo son muy apreciadas las propiedades de este té japonés, y es que el té Sencha contiene L-teanina y la cantidad justa de cafeína como para promover la adecuada actividad cerebral y física. Aporta una buena cantidad de minerales, como potasio, hierro y calcio, y contiene vitaminas del grupo B y C, así como ácido fólico y taninos.

Repercusiones del consumo de té Sencha sobre la salud

Este té japonés es consumido a diario por miles de personas en todo el mundo, y lo cierto es que no es en absoluto perjudicial incorporarlo a la dieta de manera recurrente. La L-teanina es un ansiolítico natural, que propicia que tanto la mente como el cuerpo alcancen su estado de relajación óptimo. También potencia la actividad cognitiva y ayuda a que ciertos procesos en los que está involucrada la memoria funcionen mejor, así como fomenta el aprendizaje y la concentración.

El hierro es necesario para la producción de hemoglobina y ayuda a la sangre a llevar el oxígeno durante la circulación, además de ser enormemente importante para evitar la anemia. Por su parte, el calcio contribuye a la fortaleza de huesos y dientes, evitando problemas como la osteoporosis.

Los antioxidantes que contiene permiten mantener a raya a los radicales libres, muy perjudiciales para el mantenimiento óptimo de los tejidos celulares. Son perfectos para mejorar el estado de salud general y el aspecto, previniendo el envejecimiento prematuro de la piel.

La potenciación del crecimiento y reparación de los tejidos es otra de las propiedades del té japonés de la variedad Sencha, algo que consigue gracias a su potente aporte de vitamina C. Este té japonés también contiene un aporte de cafeína lo suficientemente elevado como para potenciar la actividad cerebral y evitar la somnolencia. Su consumo también se ha ligado a una reducción notable de ciertos problemas respiratorios.

¿Cómo hacer té japonés Sencha de la manera correcta?

Para preparar un delicioso té Sencha, primero hay que prestar atención a la temperatura del agua. El té Sencha es tan fresco que cualquier desviación en la temperatura puede abrasarlo y dar al traste con su equilibrado sabor.

¿Cómo hacer té japonés Sencha entonces? ¿Se debe aplicar agua tibia? ¿Es mejor añadir agua caliente de forma gradual? Vamos a empezar por lo básico: con la tetera. Se añade una cucharada de té por taza y se empieza a infusionar en tres pasos para exprimir todo el sabor. Como hacer té japonés de la variedad Sencha no tiene nada que ver con el método de hacer café de otras variedades, te recomendamos que prestes especial atención a este proceso.

En la primera fase infusionamos las hojas simplemente bañándolas en agua a 70 grados durante minuto y medio. Cuando pasen los 90 segundos, saca las hojas, sirve el té y saboréalo. Notarás que las notas más afrutadas del té ya empiezan a aparecer.

Los dos siguientes pasos se realizan para extraer todas sus propiedades y que ese sabor que has notado tras el primer infusionado tenga más cuerpo. Se coloca agua a 80 grados y se vuelven a introducir las hojas de té. Al incrementar el calor de manera paulatina, las hojas van liberando más matices de su sabor al agua y continúan aumentando la proporción de antioxidantes. Tras 60 segundos, sírvelo. Ya casi está completo.

El último infusionado se realiza con el agua a punto de hervir, casi a 90 grados. Este paso es muy breve, de apenas cinco segundos, ya que el agua estará a punto de hervir y si se aplica más tiempo podrían romper las hojas y dar al traste con sus propiedades nutritivas y de sabor.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que, aunque sepas cómo hacer té japonés correctamente siguiendo estos tres pasos para infusionarlo bien, puedes emplearlo para hacer bebidas refrigeradas. El té Sencha, dado su potente toque herbal y su refrescante sabor, es ideal para consumirlo a modo de refrigerio, siendo una de las variedades más empleadas para preparar tés fríos en todas partes del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando estás aceptando las mencionadas cookies y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies